1.12.08

nadie me dijo que no iba a poder

Estos ultimos dias han sido varios amigos los que me han preguntado como me ha dado por hacer un blog, como me he atrevido (sin idea de como hacerlo) ,que me ha motivado a hacerlo.... preguntas similares han llegado hasta mí, y la verdad es que no sabia que responder , solo se me ocurría decirles que no sabía, que solo era por curiosidad y por mis deseos de aprender....... pero ayer me acordé de un cuento de jorge bucay donde me da la respuesta!!

Desde que el padre había muerto, los tiempos eran demasiado duros como para arriesgar el trabajo faltando cada vez que la abuela se enfermaba o se ausentaba de la ciudad.
Cuando el novio de la jovencita llamó para invitarla a un paseo en su coche nuevo, Marina no dudó demasiado. Después de todo los niños estaban durmiendo como cada tarde, y no se despertaban hasta las cinco.
Apenas escuchó la bocina cogió su bolso y descolgó el teléfono. Tomó la precaución de cerrar la puerta del cuarto y se guardó la llave en el bolsillo. Ella no quería arriesgarse a que Pancho se despertara y bajara las escaleras para buscarla, porque después de todo tenía sólo seis años y en un descuido podía tropezar y lastimarse. Además, pensó, si eso sucediera, ¿cómo le explicaría a su madre que el niño no la había encontrado?
Quizás fue un cortocircuito en el televisor encendido o en alguna de las luces de la sala, o tal vez una chispa del hogar de leña; el caso es que cuando las cortinas empezaron a arder el fuego rápidamente alcanzó la escalera de madera que conducía a los dormitorios.
La tos del bebé debido al humo que se filtraba por debajo de la puerta lo despertó. Sin pensar, Pancho saltó de la cama y forcejeó con el picaporte para abrir la puerta pero no pudo.
De todos modos, si lo hubiera conseguido, él y su hermanitos de meses hubieran sido devorados por las llamas en pocos minutos.
Pancho gritó llamando a Marina, pero nadie contestó su llamada de auxilio. Así que corrió al teléfono que había en el cuarto (él sabia como marcar el número de su mamá) pero no había línea.
Pancho se dio cuenta de que debía sacar a su hermanito de allí. Intentó abrir la ventana que daba a la cornisa, pero era imposible para sus pequeñas manos destrabar el seguro y aunque lo hubiera conseguido aún debía soltar la malla de alambre que sus padres habían instalado como protección.
Cuando los bomberos terminaron de apagar el incendio, el tema de conversación de todos era el mismo
- ¿Cómo pudo ese niño tan pequeño romper el vidrio y luego el enrejado con el perchero?
- ¿Cómo pudo cargar el bebé en la mochila?
- ¿Cómo pudo caminar por la cornisa con semejante peso y bajar por el árbol?
- ¿Cómo pudo salvar su vida y la de su hermano?
El viejo jefe de bomberos, hombre sabio y respetado les dio la respuesta:

Panchito estaba solo… No tenía a nadie que le dijera que no iba a poder.

4 comentarios:

JUMASTER dijo...

UN TEXTO MUY ACERTADO PARA LA OCASIÓN .ENHORABUENA Y ADELANTE.
LOS COMENTARIOS QUEDAN INAGURADOS

yness dijo...

correo de jbr

"No puedo escribir en tu blog, así que te escribo lo que pensaba poner en el mensaje:


No sé cómo se pueden preguntar qué haces haciendo un blog, tengo la respuesta: porque eres de esas personas raras que hay que quieren seguir aprendiendo, que no se conforman con lo que saben y que piensan que nunca es tarde para emprender un nuevo objetivo.

Enhorabuena por tu blog. "
jbr

montsee dijo...

muchas felicidades por tu blog , sigue asi besosssssssss

Atticus^.^ dijo...

La verdad ¿¿Ines?? es que siempre has sido intrigante, y de puertas difíciles de abrir, perdón es la sensación que das a la gente que te conocemos superficialmente.
Pero fijate, gracias a este blog podremos ir viendo tu interior mejor jjj.
En la vida, poder es querer, es uno de los primeros dichos que nos enseñan de pequeños.
¡¡enhorabuena!!